Dime cómo gestionas tus conflictos y te diré quién eres

Dime cómo gestionas tus conflictos y te diré quién eres

Es bueno resaltar que los conflictos no son negativos en sí mismos.
La forma de evaluar el impacto de un conflicto tiene que basarse en si habilita o inhabilita a las personas para el logro de resultados.
Cuando los conflictos quedan sin resolución pueden surgir alguno de estos escenarios:
  • Falta de foco estratégico
  • Actividad improductiva
  • Ira, malestar  y hostilidad
  • Retrasos en la toma de decisiones
  • Pérdida de  competitividad
Muchas veces una estrategia desacertada implica poner los conflictos debajo de la alfombra.
Los conflictos hay que GESTIONARLOS.
Resulta fundamental recordar que en base a cómo  gestionemos  los conflictos, nuestra identidad personal y profesional quedará forjada. 
Te puede interesar leer:
Las organizaciones construyen día a día su identidad, a través de las interacciones y dinámicas que se producen en su equipo humano.

Si no son gestionados, los conflictos, pueden transformarse en:

  1. Dinámica de ganar o perder. El objetivo es que haya un ganador y un perdedor (cuando en realidad ante un conflicto, todos pierden).
  2. Desperdicio de energía.
  3. Decaimiento del estado de ánimo de la gente.
  4. Establecimiento de bandos, que polarizan y destruyen la cooperación.
  5. Comportamientos irresponsables (por ejemplo, ataques personales).
  6. Dificultad para  la toma de decisiones.
  7. Pérdida de soluciones creativas
Analizar y aceptar las diferencias es:
La responsabilidad de los miembros de las organizaciones y empresas es aprender a gestionar los conflictos.
¿Cómo?
Los conflictos surgen cuando los deseos y necesidades de una o más partes, se presentan como incompatibles.
Es bueno recordar que:
  • Cada uno de nosotros es único e irrepetible
  • Cada uno de nosotros tiene diferentes deseos, necesidades, valores, ideas, suposiciones, conocimiento
  • Una comunicación auténtica y efectiva es fundamental para resolver diferencias
  • Es fundamental nuestro autoconocimiento, saber qué desencadena nuestros enojos, qué nos causa satisfacción, qué necesitamos aprender.

Cuatro maneras habituales en que las personas  enfrentan  los conflictos:

Cada una de las decisiones que tomamos y no tomamos, en nuestra vida, impactan en el largo plazo.
Nuestro bienestar depende de cómo quede el balance de nuestra cuenta corriente emocional.
La invitación es a que asumas el rol de protagonista y elijas tu  mejor respuesta frente a los conflictos.
¿Y vos cuál vas a elegir?

 

No Comments

Post a Reply

error: Estos contenidos están protegidos