Todos tendremos nuestro Iceberg

Todos tendremos nuestro Iceberg

Todos nos encontraremos con nuestro iceberg. Es una verdad tan profunda como el océano en el que el Titanic obtuvo su fatídica  popularidad. El iceberg no avisará con tiempo, simplemente  aparecerá silenciosamente de pronto en cualquier ámbito de nuestras vidas.

Lo que sí puede marcar toda la diferencia, entre un hundimiento memorable o una anécdota más de superación es cuánto estés dispuesto a aprender antes.

¿Cuál puede ser el iceberg de tu vida?

Cualquier situación que no se encuentre bajo tu control:

  • Que alguien deje de amarte.
  • Un diagnóstico de enfermedad grave.
  • Una comunicación de que ya no van a necesitar de tus servicios.
  • El aviso de una deuda que vence en 24hs.
  • Descubrir tu ignorancia

 ¿Atravesando alguna situación Iceberg? Concertá tu conversación.

 

Y muchas otras formas en las que el iceberg puede destrozar tus sueños y tus estructuras.

Entonces es posible que frente a este inexorable pronóstico pienses, bueno, si va a pasar eso yo no puedo hacer mas que esperar y resignarme.

Ese es un escenario que elegiría alguien que se enrola en el papel de víctima, pero la invitación es a que asumas el  rol de protagonista y empieces hoy mismo tu entrenamiento, para que el daño no sea definitivo .

¿Existe algo peor que chocarte con el iceberg?

Qué bueno que surja esta inquietud! Porque a lo mejor ya te chocaste con el iceberg de tu vida y ni siquiera te diste cuenta!!ese escenario es el peor de todos, porque seguís de fiesta, sin registrar que te estás hundiendo.

Desde el punto de vista psicológico el hecho de tener la capacidad de registrar nuestros estados  emocionales e incluso el dolor es fundamental para mejorar  resultados.

Yo he conocido personas que no registran cuán mal se encuentra su vida! Y cuando lo descubren muchas veces ya no hay mucho por hacer.

Entonces una situación a la que todos deberíamos tender es a la de realizar :

Chequeos permanentes para descubrir posibles anomalías e insatisfacciones, con preguntas como:
  • ¿Cuáles son los aspectos de mi vida en los que deseo focalizarme?
  • ¿De uno a diez, siendo uno la peor puntuación, qué resultado le asignaría a esos aspectos indiqué eran importantes?
  • ¿Tengo sueños por lograr?
  • ¿Cuándo fue la última vez que me regalé un tiempo para mí?
También es importante focalizarnos en tareas de prevención:
  • ¿Cuántos aprendizajes nuevos incorporé en estos últimos meses?
  • ¿Me estoy alimentando correctamente?
  • ¿Realizo alguna actividad física?
  • ¿Sé cómo expresar mis emociones?

Lic. Sonia Grotz

Directora de Creativa Consulting

error: Estos contenidos están protegidos
×

Powered by WhatsApp Chat

× ¿Cómo puedo ayudarte?